Lo único que tienen en común comprar o arrendar un vehículo es que ambas te permiten financiarlo. Si eres de las personas que les gusta manejar un auto nuevo cada dos o tres años, el arrendamiento está diseñado para ti. Mientras que al comprar tienes la certeza de que serás el propietario al finalizar el contrato. No obstante, tu crédito es lo que influye para comprar o arrendar.

Ambos tipos de financiamiento tienen sus pro y sus contra. Con respecto al arrendamiento debes tomar en cuenta que las ofertas extraordinarias solamente son posibles para clientes con muy buen crédito. Aun así hay arrendatarios que están dispuestos a financiar a consumidores que tienen un crédito menos que perfecto. Veamos en detalle las ventajas y desventajas de ambos tipos de financiamiento.

Arrendamiento

Cuando decides arrendar un automóvil sólo podrás utilizarlo por un tiempo determinado. Una vez finalizado el contrato deberás devolverlo a la agencia de automóviles.

Aspectos favorables del arrendamiento:

  • ¿Debo comprar o arrendar un auto?Cambias de auto cada dos o tres años, dependiendo de la longitud del contrato.
  • No hay un pago inicial.
  • Tus mensualidades son más bajas que al comprar porque solamente estarás pagando por los intereses y la depreciación del vehículo.
  • El auto está cubierto por una garantía respaldada por el fabricante, lo que significa que no tendrás que pagar por algunas reparaciones.

Aspectos desfavorables del arrendamiento:

  • Generalmente el arrendamiento de autos está reservado para consumidores con excelente crédito. Si tienes mal crédito el arrendamiento te costará más en el caso de que puedas obtener la aprobación.
  • Si el arrendatario te pide un pago inicial por reducción de costos de capitalización no te ahorras dinero a largo plazo como ocurriría con el financiamiento tradicional de un automóvil.
  • Hay restricciones en el uso de las millas. Debes ser realista con las distancias recorres. Ten en cuenta que el exceso de millas generalmente se paga a 25 centavos por milla.
  • El arrendamiento también incluye tarifas por desgaste excesivo y pocas posibilidades de ganar capital en el vehículo.
  • No eres propietario del vehículo, a menos que decidas comprarlo al finalizar del contrato de arrendamiento.
  • Si a la mitad del contrato decides que el arrendamiento no es para tí estarás en problemas porque aunque puedes devolver el vehículo deberás pagar una tarifa por cancelación anticipada así como los pagos de arrendamiento restantes.
  • Las primas del seguro suelen ser más elevadas que cuando compras un automóvil.

Compra

Al igual que el arrendamiento, comprar un vehículo tiene sus factores positivos y negativos. No obstante, si tu crédito es menos que perfecto, tienes más oportunidades de ser aprobado con prestamistas especiales que se dedican a ayudar a personas con mal crédito.

Aspectos favorables de comprar:

  • Si tienes mal crédito, tendrás mayor oportunidad de que te aprueben el crédito. Hay algunos concesionarios de autos que trabajan con prestamistas de alto riesgo (subprime lenders) que aprueban créditos basados en los ingresos, antigüedad en el trabajo y tiempo de residencia en el mismo lugar, entre otros aspectos. En Auto Credit Express te ponemos en contacto con ellos.
  • Eres propietario del vehículo y eres libre de hacer lo que quieras y el millaje disponible es ilimitado.
  • Puedes ofrecer más enganche para que pagues menos porque tus mensualidades bajen al obtener una menor cantidad de financiamiento.
  • Al finalizar el contrato el auto te pertenece y puedes quedarte con él, venderlo o darlo como parte de pago para otro vehículo.
  • A menos que planees intercambiarlo, el desgaste excesivo puedes manejarlo bajo tus propios términos.
  • Si tienes mal crédito puedes mejorarlo con un financiamiento para la compra de un vehículo.
  • Cuando compras puedes decidir si deseas un auto nuevo o un auto usado con garantía. Este último te permitirá tener pagos mensuales más bajos y así disponer de más dinero en tu presupuesto mensual.

    Aspectos desfavorables de comprar:

    • Las personas con mal crédito deberán tener el equivalente al 10 por ciento del auto que vaya a comprar o $1,000, la cantidad que sea más baja, para un enganche.
    • Los pagos mensuales son más altos que en el arrendamiento.
    • Además del enganche o pago inicial hay otros requisitos como: ingresos mensuales, antigüedad en el trabajo, tiempo de residencia en el mismo lugar y referencias personales, entre otros.
    • Cuando financias la compra de tu vehículo significa que cuando expire la garantía necesitarás pagar por reparaciones.

    Financiar la compra de un auto con mal crédito

    Tanto el arrendamiento como la compra de un auto ofrecen ventajas y desventajas, todo dependerá de tu presupuesto y del uso que le vayas a dar al vehículo. En pocas palabras, tú tienes la última palabra. No obstante, si estás buscando una manera de mejorar tu crédito al mismo tiempo que adquieres el vehículo que necesitas, tienes más posibilidades de adquirir financiamiento a través de la compra de un auto.

    Auto Credit Express puede ponerte en contacto con los concesionarios de auto que ayudan a personas con problemas de crédito o situaciones especiales en su crédito. Después de que llenes y envíes nuestra solicitud en línea nosotros trabajaremos en encontrar un concesionario en tu localidad.

    Lo mejor de todo es que nuestro servicio es totalmente gratuito y sin compromisos. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar.