Algunos concesionarios anuncian programas de arrendamiento con opción de compra pero es importante saber que estos programas no deben confundirse con el arrendamiento tradicional de automóviles. Aunque la palabra "arrendamiento" se usa para describir el acuerdo, si entras en este programa, en realidad no estás arrendando.

Cuando comparas estas dos opciones una al lado de la otra, está claro que ni siquiera son similares. El arrendamiento (leasing en inglés) y el arrendamiento con opción de compra (lease to own en inglés) implican diferentes tipos de contratos, diferentes opciones de vehículos y apuntan a diferentes tipos de clientes.

Programa de arrendamiento con opción de compra

Programas de arrendamiento con opción de compraEste programa se apunta generalmente a compradores de automóviles con problemas de crédito. Esto se debe a que la mayoría de los distribuidores que ofrecen esta opción hacen préstamos internos, es decir, que no utilizan financiamiento de terceros. Debido a esto, no tienen que realizar una verificación de crédito de un cliente para poder financiarlo.

Por otro lado, el arrendamiento convencional generalmente requiere que el solicitante tenga un crédito razonablemente bueno. Es posible que alguien con mal crédito califique, pero es mucho más difícil. Además, a los arrendatarios con puntaje de crédito bajo no se les ofrecerán las tasas de interes más bajas.

Arrendamiento con opción de compra significa comprar el auto

Usar el término "arrendamiento con opción de compra" para describir el proceso real es algo engañoso. Si bien el concesionario tendrá el título del automóvil mientras realiza los pagos, el objetivo es que, eventualmente, seas dueño del auto. Si realizas todos los pagos descritos en el acuerdo de "arrendamiento", habrás comprado el vehículo. Sí, puedes rescindir el contrato si lo deseas, pero todos tus pagos anteriores se perderán.

Mientras que en un arrendamiento tradicional se entiende que el vehículo volverá al concesionario o compañía de arrendamiento cuando expire el contrato. Es decir, ninguno de tus pagos de arrendamiento se destina realmente a comprar el automóvil. Por supuesto, puedes optar por comprar el vehículo arrendado en lugar de devolverlo pero esto requiere una negociación por separado.

Arrendamiento vs. arrendamiento con opción de compra: qué autos esperar

Si vas a un lote de arrendamiento con opción de compra lo más probable es que se te pongan a disposición autos usados. A menudo, estos vehículos serán modelos más antiguos con una buena cantidad de kilometraje. También hay una buena posibilidad de que termines pagando mucho más de lo que vale ese automóvil para cuando se complete tu contrato.

En un arrendamiento tradicional los vehículos arrendados son casi siempre nuevos. En realidad, esto se remonta a una de las principales razones por las que algunos consumidores eligen el arrendamiento en lugar de la compra: los autos nuevos se deprecian rápidamente en los primeros años. Entonces, si alquilas un vehículo nuevo, pagas la "parte" del automóvil que usarás. Mientras el vehículo esté en tu posesión, básicamente tus pagos cubren el valor que se perderá más intereses.

Solo recuerda que, la mayoría de las veces, tu crédito deberá estar en buena o excelente forma para calificar.

En el lado opuesto, para los compradores de automóviles con problemas de crédito graves, un programa de arrendamiento con opción de compra es una buena opción de último recurso. Solo ten en cuenta que no es una opción barata.

Además, algunos de los concesionarios de este tipo no reportan préstamos o pagos a las agencias de crédito. Por lo tanto, comprar un vehículo de esta manera probablemente no ayudará a tu puntaje de crédito.

¿Cómo mejorar tu crédito con un préstamo para auto?

Si tienes mal crédito y necesitas comprar un automóvil, debes saber que financiar tu vehículo puede ayudar a reparar tu crédito con cada pago oportuno.

¿Te preocupa no ser aprobado para el financiamiento de tu próximo auto? Auto Credit Express puede ayudar. Podemos conectarte con un concesionario en tu área que trabaje con situaciones crediticias especiales. Esto significa mayor posibilidades de obtener aprobación.

Nuestro servicio está ahí para ti, sin obligaciones ni costos, por lo que no tienes nada que perder: solo llena nuestra solicitud en línea, es simple y segura.