Si te seduce la idea de un arrendamiento de vehículo para tus próximos años porque las tarifas mensuales suelen ser más bajas que las de un préstamo para auto y porque, generalmente, con él tendrás la oportunidad de conducir un vehículo nuevo, ¡no tomes la decisión a la ligera! Conoce los detalles y características de un arrendamiento antes de tomar una decisión.

Entendiendo el proceso de arrendamiento

Hay 4 conceptos básicos sobre el arrendamiento de un auto que deberías tener en cuenta:

En primer lugar

el leasing es un proceso completamente diferente al de financiar un préstamo para automóvil. Claro, hay algunas similitudes, como la forma en la que eliges tu automóvil, la negociación de tu contrato y condiciones y la necesidad de un seguro de automóvil de cobertura total.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que alquilar un vehículo significa que nunca serás el propietario del automóvil a menos que lo compres al final. Los vehículos arrendados suelen ser solo vehículos nuevos, lo que significa que pueden tener un precio más alto que los automóviles que puedes financiar con un préstamo, pero, dado que nunca eres propietario del vehículo, solo pagas por el tiempo que lo tienes.

Aquí hay cuatro términos básicos de arrendamiento que debes conocer:

Costo capitalizado (Capitalized cost en inglés)

Equivale al precio de compra de un automóvil en un préstamo. Es el costo de la depreciación más los impuestos y tarifas que componen el costo de tu arrendamiento. Este es un precio precalculado que debes pagar durante el plazo de tu arrendamiento, que generalmente es de 24 a 36 meses.

Reducción del costo de capitalización (Cap cost reduction en inglés)

esto es similar al pago inicial de un préstamo, sin embargo, no es un requisito para el arrendamiento. Si usas de una cap costo reducción, ahorras dinero en tu pago mensual, pero no disminuye el costo total del arrendamiento. Todo lo que estás haciendo cuando usas una reducción de costo máximo es pagar por adelantado el arrendamiento.

Valor residual (Residual value en inglés)

este es el valor del vehículo en al final del contrato de arrendamientoarrendamiento. El valor residual se establece al inicio del arrendamiento. Si el arrendamiento se calcula correctamente y no ha habido cambios importantes para aumentar o reducir el valor del automóvil, el valor residual debe ser igual al capital menos la depreciación.

Factor monetario (Money factor en inglés)

es comparable a la tasa de interés de un préstamo. Se expresa como un número decimal, 0.0024 por ejemplo. Para ver cuánto equivaldría a una APR, puedes multiplicar el decimal por 2400. En este caso, un arrendamiento con un factor monetario de 0,0024 equivale a tener una tasa de interés del 5.76%. El factor dinero también se denomina a veces factor de arrendamiento o tarifa de arrendamiento.

Cómo funciona un lease

Los pagos mensuales por un arrendamiento suelen ser más bajos que por un préstamo para auto pero puede que no siempre sea la mejor opción.

¿Puedo arrendar un vehículo con mal crédito?¿Por qué?

  • La aprobación de un contrato de arrendamiento generalmente se basará en tu puntaje crediticio, es posible que un consumidor con problemas crediticios no pueda encontrar un arrendador de auto a conceder el lease. El crédito disponible, así como la estabilidad financiera general son factores importantes en el arrendamiento.
  • Cuando finaliza el contrato de arrendamiento, debes comenzar el proceso de nuevo y volver a arrendar o comprar el vehículo por su valor residual precalculado.
  • Hay costos adicionales asociados a un arrendamiento que pueden desordenar tus planes y finanzas. Esto se debe a que un auto de arrendamiento no será tuyo, por lo que se suelen imponer reglas estrictas mientras lo usas.

Más sobre los costos adicionales de un arrendamiento

Cualquier condición que no cumpla con los estándares del arrendador cuando devuelvas el vehículo debe pagarse de tu bolsillo a menos que planees comprar el automóvil. De cualquier manera, es más dinero que quizás no tenías contemplado pagar.

¿Cuáles son esos costos adicionales?

  • Millas adicionales – Todos los vehículos arrendados tienen límites de kilometraje, y si conduces más de las millas asignadas, generalmente pagarás alrededor de 25 centavos o más por milla adicional. Puedes comprar millas adicionales a un costo menor por adelantado pero no hay reembolso si no las usas.
  • Desgaste – El automóvil también debe mantenerse en las mejores condiciones posibles; cualquier desgaste del vehículo que el arrendador considere excesivo podría incurrir en un cargo.
  • Limpieza – También debes mantener el automóvil limpio por dentro y no puedes realizar modificaciones a su equipo original mientras lo tengas.
  • Reparaciones fuera de la garantía – Si algo que no cubra la garantía le sucede al vehículo también puedes ser responsable de los gastos de reparación de cualquier problema que surja.
  • Seguro – Los automóviles arrendados también generalmente tienen un deducible de seguro de automóvil más alto que los vehículos con un préstamo, lo que podría aumentar significativamente el costo de tu seguro.

Por último, hay muchas tarifas asociadas con el arrendamiento que usualmente no tiene un préstamo de automóvil, como una tarifa inicial, un depósito de seguridad y tarifas por cancelación anticipada. De hecho, es probable que no sea posible cancelar un contrato de arrendamiento antes de tiempo sin pagar el costo total del mismo.

Préstamos para automóviles y mal crédito

Puede que tuvieras en mente escoger un lease para tu próximo vehículo pero ten en cuenta que si tienes un crédito que no esté en las mejores condiciones, un préstamo para auto puede ser más sencillo de lograr.

Hay prestamistas que trabajan específicamente con consumidores con problemas de crédito, llamados prestamistas de alto riesgo. Estos se encuentran a través de concesionarios financieros especiales y considerarán más que solo tu puntaje de crédito para obtener la aprobación para el financiamiento.

Con un préstamo de automóvil a través de un prestamista de alto riesgo, tienes la oportunidad de obtener el vehículo que necesitas y no hay vuelta atrás para entregar el automóvil una vez que finaliza el plazo, ¡serás el propietario! Otras ventajas incluyen la libertad de tener y mantener el vehículo en las condiciones que quieras: todas las millas que desees, la capacidad de personalizarlo a tu gusto y posiblemente grandes ahorros en el seguro de automóvil.

¿Listo para comenzar?

Si tienes mal crédito y necesitas un vehículo, obtener un préstamo para automóvil es una excelente manera de mejorar tu crédito y obtener el automóvil que estás buscando. Sin embargo, buscar el distribuidor de finanzas especiales que tenga los prestamistas que necesitas puede ser difícil, especialmente si no estás seguro de por dónde empezar. No todos los concesionarios tienen los recursos para ayudar a las personas que han dañado su crédito.

En Auto Credit Express, nuestra misión es conectarte con los prestatarios adecuados, que entiendan tu situación y te ofrezcan oportunidades reales.

Simplemente completa nuestro formulario de solicitud de préstamo para automóvil y trabajaremos para buscar un concesionario cerca de ti. ¡El proceso es gratuito y nunca hay ninguna obligación!